Los comentarios están desactivados para este post

Una oración por nuestros queridos difuntos. Oración por los fieles difuntos

¿Debemos elevar una oración por nuestros queridos difuntos?

Hacer oraciones por nuestros queridos difuntos es un acto de caridad, es querer el bien de sus almas y que se encuentren definitivamente con la fuente del amor y con quien pronto nos encontraremos nosotros también.

El Señor mismo le aseguró a sus Apóstoles en su última cena, que pronto se volverían a encontrar:

 

“También ustedes ahora están tristes, pero yo los volveré a ver, y tendrán una alegría que nadie les podrá quitar”. (Juan 16,22)

 

Esta promesa del Señor, nos trae a la memoria la maravillosa esperanza de que todos nos volveremos a reunir con nuestros seres queridos en el eterno gozo del Cielo.

Cuando hacemos ;oraciones por nuestros difuntos también debemos incluir a los servidores especiales de Dios: ¡sus sacerdotes!

Debemos orar especialmente por ellos, ya que a ellos se les ha confiado tanta responsabilidad para guiarnos por el camino de la salvación. Como leemos en el Evangelio de San Lucas:

 

“Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho y al que se le confió mucho, se le reclamará mucho más”. (Lc 12,48B).

 

Las oraciones que siguen son para pedir por un Papa, obispo y sacerdote fallecidos, respectivamente. Luego estarán las oraciones por los fieles difuntos, nuestros queridos familiares que ya han partido a la gloria celestial.

¡Oramos por sus almas para que cada uno de ellos tenga su propio lugar especial en la Iglesia Triunfante, entre los santos en el Cielo!

 

Oración por nuestros queridos difuntos

Oh Dios, Tú que concedes un perdón generoso y eres el propiciador amoroso de la salvación humana, te ruego, por tu inmensa bondad y misericordia, que el alma de mis familiares, seres queridos, hermanos en la fe y amigos…

– Nombrarlos aquí –

…Quienes han pasado por esta vida, y cuya memoria guardocon especial reverencia y por las cuales me uno en una oración fraterna, que descansen en el seno de todos tus santos y en tu eterna felicidad.

Por Intercesión de la Bienaventurada, siempre Virgen María, y todos tus santos, alcancen la comunión de la bienaventuranza eterna

Que puedan ser iluminados con la luz de tu Rostro y gozar para siempre de las maravillas del Cielo y de todas tus promesas celestiales.

Inclina tu oído, oh Señor, a estas humildes peticiones, en las cuales te ruego humildemente que derrames tu misericordia sobre el alma de mis queridos difuntos…

– Nombrarlos aquí –

Tú los has querido llamar al gozo celestial, para que así, puedan alabarte junto a todos los ángeles del Cielo en toda la plenitud de tu gloria, y que sean partícipe con tus santos.

Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.

Amén

Oración por un Sumo Pontífice (Papa), Obispo y Sacerdote fallecido

Oh Dios, que por tu indescriptible providencia favoreciste en contar a tu siervo, el Papa (Nombrarlo aquí) entre los Soberanos Pontífices, concédenos, te rogamos, que así como él gobernó como vicario de tu Hijo en la tierra, se una en comunión con todos los santos Pontífices para siempre.

Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Concédenos, oh Señor, por todas nuestras súplicas, que el alma de tu siervo, el obispo (Nombrarlo aquí), que has llamado a tu presencia, fuera de las penas de este mundo, que pueda tener comunión entre todos tus santos.

Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Y te rogamos, Oh glorioso Señor, nos concedas también que el alma de tu sacerdote, tu siervo (Nombrarlo aquí), el cual, mientras permaneció en este mundo, adornaste con dones sagrados, pueda regocijarse para siempre en un lugar glorioso en el cielo.

Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

Fuente: Link

 

 

Los comentarios están cerrados.