1

Mi impresión sobre Luz Amparo y las Apariciones de El Escorial

Por Pitita Ridruejo

Luz Amparo Cuevas nació el 1 de Abril de 1931 en la aldea de Pesebre en la provincia de Albacete, donde pasó su niñez, en medio de muchas penurias. Su juventud conoció también no pocas estrecheces.

En San Lorenzo de El Escorial contrajo matrimonio con Nicasio Barderas. Tuvieron siete hijos, y le tocó trabajar mucho para sacarlos adelante, junto con su esposo, que gozaba de poca salud. También ella padeció diferentes enfermedades. En el año 1973, debido a su enfermedad del corazón, además de sufrir hemorragias en el estómago y serios problemas respiratorios, decidió ir a Lourdes en el Tren de la esperanza, junto a otros enfermos, para pedir a la Virgen su recuperación. Durante su estancia en el Santuario, no se produjo en ella un milagro espectacular de curación; sin embargo, desde su regreso a casa de San Lorenzo de El Escorial, comienza a sentirse mejor día a día.

En este lugar, vive con su marido y toda su familia. Es en el mes de abril de 1980 cuando empieza a trabajar como asistenta en casa de una familia que requiere sus servicios en San Lorenzo de El Escorial. Allí, en noviembre del mismo año, comienza a tener sus primeras experiencias sobrenaturales, que al principio trata de ocultar. No obstante, al poco tiempo, encontrándose en una panadería del pueblo, se le presentaron de repente los estigmas en manos, pies y costado, siendo tales hechos contemplados por todas las personas que se encontraban en el establecimiento.

Virgen de El Escorial

Virgen de El Escorial, Nuestra Señora de los Dolores

Más adelante, estando con parte de su familia y algún conocido, en una finca llamada Prado Nuevo, vio por vez primera a una bella Señora sobre un fresno, que la empezó a hablar. Iba vestida con un manto negro, que la cubría también la cabeza, y por debajo una gasa blanca semejante a un velo. Era el 14 de junio de 1981. Le dijo así:

“Soy la Virgen Dolorosa. Quiero que se construya en este lugar una capilla en honor a mi nombre. Que se venga a meditar de cualquier parte del mundo la Pasión de mi Hijo, que está completamente olvidada. Si hacen lo que yo digo, habrá curaciones. Este agua curará”.

A partir de entonces, la vidente sufrió numerosas persecuciones; una vez incluso fue agredida y vejada por unos desalmados, que pretendían obligarla a negar las apariciones de la Virgen, hasta el punto de tener que ser ingresada en un sanatorio… Pero siguió acudiendo a Prado Nuevo, con la esperanza de cumplir los deseos de la bella Señora, que le siguió transmitiendo sus mensajes, como éste tan bello:

“Aquí está el que todo lo puede, el que todo lo hizo, el que da la luz, el que os cubre por la noche, el que vigila hasta los más recónditos de vuestros pensamientos, el que sabe hasta el último cabello de vuestra cabeza, el que dirige todos los sistemas planetarios, el que llama a cada estrella por su nombre, el que manda en todos los ejércitos de ángeles…”.

La Virgen, sin embargo, también le anunciaba grandes tragedias, si la Humanidad seguía negándose a obedecer las palabras de Dios:

“Grandes terremotos caerán sobre la Tierra; fuertes huracanes; el agua se desbordará de los mares y arrasará con grandes ciudades”.

A la vez que animaba a practicar el mandamiento principal:

“Amaos, hijos míos, y amad a Dios con todo vuestro corazón”.

En Prado Nuevo se han vivido fenómenos inexplicables: en junio de 1984, ante más de 50.000 personas, sucedió un gran milagro, mientras la vidente caía en profundo éxtasis, rezando el cuarto misterio del Santo Rosario. El Astro Solar comenzó a girar con fuerza sobre su propio eje, y como si fuera una enorme bola de fuego parecía que se iba a precipitar a la Tierra… Pero de pronto, frenó su brusca caída y volvió a ascender.

La actitud de la Iglesia Católica siempre ha sido muy respetuosa con estas manifestaciones marianas, y Amparo siempre obedeció a los obispos correspondientes trabajando al mismo tiempo muchísimo y con gran generosidad, tratando de cumplir lo que le pedía la celestial Señora. Creó la Fundación Benéfica “Virgen de los Dolores”, poniendo en marcha diferentes casas para atender a mayores necesitados: un antiguo convento en Peñaranda, un Hospital en Torralba, Soria, una residencia en Griñón y otra en El Escorial, además de estar proyectada una residencia más en su pueblo natal, Pesebre. Quizá, de las Obras impulsadas por tan singular mujer, la más importante ha sido la Asociación Pública de Fieles “Reparadores de la Virgen de los Dolores”, aprobada por la Iglesia y dividida en tres ramas: “Las Hermanas Reparadoras”, “La Comunidad Familiar” y “La Comunidad Vocacional”, por el número de religiosas, laicos y sacerdotes puestos al servicio de la Iglesia. El Cardenal Rouco Varela, dando cumplimiento a lo solicitado por la Virgen María, dio permiso recientemente, antes del fallecimiento de Luz Amparo, para que se pudiera edificar la Capilla que nuestra Señora había solicitado en su primera aparición.

Desgraciadamente, Luz Amparo estuvo muy enferma durante sus últimos años, aunque su mirada siguió siempre tan brillante como cuando vio a la Señora por vez primera.

Falleció el 17 de Agosto de 2012 y su cuerpo fue depositado en un nicho, rodeado de piedra, al lado de la Capilla en madera que se ha levantado en Prado Nuevo. Descanse en paz la tan incomprendida por unos y querida por muchos, Luz Amparo Cuevas Arteseros.

 

tumba Luz Amparo Cuevas

Tumba de Luz Amparo Cuevas

(Revista Prado Nuevo  nº 7 y 8)

Comentarios (1)

  1. responder
    Reinaldo Sannchezdice

    La afirmación de una persona entrevistada por un periodista dijo: “Amparo Cuevas es una acaba familias, yo soy casado separado y casado nuevamente por lo civil, ella me dijo: ‘Para reconciliarte con Dios debes llevar a su compañera de vuelta con sus padres, tramitar la anulación de su matrimonio por la Iglesia, luego puedes casarte con tu nueva compañera’; Amparó es impostora”.
    Esto confirma la autenticidad de la profeta. Nuestra comodidad no sea la incomodidad de Dios, humanamente hacemos leyes en contra de los mandamientos que especialmente son un desastre delante de Dios. (El demonio a través de servidores como esta persona ha anulado a muchos profetas).

Publicar un comentario