Sin comentarios aún

Casa de convivencias al servicio de la Iglesia

Una nueva instalación al servicio de las parroquias, movimientos y realidades eclesiales de las diócesis de Burgos, Santander, Soria o Madrid, entre otras.

El pasado día catorce de septiembre el reverendo Padre Pablo Puente Santidrián bendijo las instalaciones de la casa de convivencias de Quintanaloma (Valle de Sedano – Burgos). Acompañado por el párroco de los pueblos de la zona, en una sencilla y entrañable celebración, recorrió todas las estancias, bendiciéndolas una por una con agua bendita.

Se trata de un edificio de más de 600 metros cuadrados con diez habitaciones completamente equipadas, salón, comedor comunitario, una enorme cocina industrial igualmente comunitaria y cuatro apartamentos dotados cada uno de un salón, un dormitorio doble, una pequeña cocina y un baño completo.

Al acto acudieron, junto al Alcalde del municipio burgalés, algunos vecinos con residencia en el mismo y otros que lo frecuentan los fines de semana y en los periodos vacacionales.

Por otro lado, también acudieron colaboradores y voluntarios de la Obra de Prado Nuevo, con domicilio en la provincia de Burgos, que están colaborando en sus parroquias en la línea de lo que se enseña en este lugar: “recibir el temple para ir al templo” (frase de Luz Amparo Cuevas).

No pocos peregrinos de El Escorial participan en sus consejos parroquiales, en las catequesis o en la organización y apoyo litúrgico de las celebraciones; no son pocos los que ejercen de auténticos “sacristanes” de los templos y no son pocas, tampoco, las mujeres que -además de realizar estas tareas- se encargan del lavado y planchado de los paños sagrados, albas y otros enseres de las sacristías de sus parroquias. Una labor poco conocida pero importante en la vida diaria de una parroquia.

Una feliz iniciativa.

Los auténticos protagonistas de esta bonita historia son dos hermanos, Pablo y Bonifacia. Nacidos en el seno de una familia católica siempre tuvieron la preocupación de crear algún centro de atención a la familia; en la línea de lo expresado en el mismo catecismo de la Iglesia Católica, han considerado a la familia como una “Iglesia doméstica”, que hay que cuidar, alimentar y atender con esmero para que dé frutos de santidad. Y fue en el marco de ese profundo deseo en el que se embarcaron en la importante tarea de erigir una instalación destinada a esa espiritualidad específica y cómo no, a la realización de todo tipo de actividades tales como convivencias, retiros, seminarios o cursos de formación.

Las posibilidades que da un edificio de estas características son muy amplias y de ahí su decisión de entregarle a la Obra de El Escorial este Centro para su puesta en marcha y aprovechamiento.

Convenio sobre la Iglesia del Carmen con el Arzobispado Burgos

Esta no es la primera vez que la obra actúa en la Diócesis de Burgos. Como es bien sabido, en Peñaranda de Duero la Fundación tiene en marcha la Residencia Ntra. Sra. del Carmen y anexa a la misma se encuentra el Convento del Carmen. El pasado mes de mayo de 2016 se firmó un importante convenio para el arreglo del templo y sus cubiertas, completando con ello las numerosas inversiones que la Fundación Benéfica Virgen de los Dolores ha realizado para beneficio de todos los feligreses peñarandinos y por ende, para todos los visitantes que se acerquen a contemplar el conjunto, actualmente en rehabilitación, pero que data del siglo XVI.

 

 

 

 

 

Publicar un comentario