Sin comentarios aún

«Milagros» en tierras mexicanas

 

«La intercesión de María y el poder del Rosario».

En tierras del gran Tunai

Cuando la Virgen de Guadalupe se quedó en el Balneario, la de El Escorial fue llevada a Soledad Graciano Sánchez, para sus rosarios, y la dejamos en una casa que está junto a la papelería propiedad de la Sra. Mª de los Ángeles Juárez Gómez… Esta señora no sabía si podría recibirla por sus múltiples ocupaciones, pero la recibió el día 4 de mayo de 2015… La Virgen de El Escorial, junto con el cuadro de la Guadalupana, se quedaron dos días en esa casa. La señora no tenía idea de lo que ahí iba a suceder.

Era sábado, y al llegar allí, mientras se rezaba el Rosario, vi una gran cruz en el Cielo y un arcoíris. No pasó mucho tiempo cuando me encontré, sin saber por qué, rogando a la Virgen que me curase de mi alcoholismo. Entonces percibí unos aromas que me sorprendieron; estaba convencida que no había perfume en la tierra —y usaba los mejores— que se pudiera comparar con lo que estaba percibiendo en ese momento. Era un perfume que te hacía sentir limpia, amada y sin problemas.

Me hago la siguiente pregunta —comenta D. Guillermo Muriel—: ¿qué hubiera pasado si la Virgen hubiera sido impedida de visitar esta casa en peligro? ¡Cuántos rosarios, conversiones, gracias y milagros se pierden por no llevar a la Virgen a los hogares que Ella quiere visitar!

El huracán Patricia llega a México

Un milagro de Dios para el pueblo mexicano por mediación de la Stma. Virgen.

Estábamos de peregrinación con la Virgen de los Dolores y la Virgen de Guadalupe entre Rosal y Cerro Blanco, el día 25 de octubre de 2015. Había sido una semana difícil para nuestro pueblo.

El fenómeno meteorológico “Huracán Patricia” se formó el martes 20 de octubre como tormenta tropical, y en 30 horas pasó a ser huracán de categoría 5, lo que tomó a muchos por sorpresa con su veloz evolución, y que se hubiera convertido en el huracán más potente jamás documentado en el continente americano, con una presión central de 880 mb. y vientos sostenidos de 325 km/h (200 millas por hora), según el Centro Nacional de Huracanes. Presagiaba una funesta devastación, pues, por ejemplo, la devastación causada por el huracán Katrina en Nueva Orleans, de características semejantes, en doce horas dejó en ruinas la urbe, causó más de 1.700 muertes y desplazó a centenares de miles de damnificados…

 

Cadenas de oración

Se tomaron las debidas providencias, el presidente de los EE.UU., Barack Obama, ofreció su ayuda a México, y por su parte, el Gobierno de México, mediante el Sistema de Alerta Temprana por Ciclón Tropical (Siat – CT), emitió alerta roja en fase de acercamiento continua para los estados de Colima, Jalisco y Nayarit, por lo que la población tenía que permanecer en su hogar o refugio, hasta que las autoridades determinaran que el peligro había pasado.

Las dos “vírgenes peregrinas” son recibidas con gran cariño en los lugares que visitan.

Pero entonces la población amenazada se unió en oración haciendo cadenas de oración, tal y como posteriormente lo declaraba el presidente de México, Lic. Enrique Peña Nieto, y por mediación de María Santísima.

Dios la escuchó, de manera que la tormenta se movió lo suficientemente rápido, cuando tocó tierra, a unos 35 km/h, por lo que los aguaceros no se concentraron en un determinado lugar, como para causar las devastadoras inundaciones que hemos visto en anteriores huracanes en México; el terreno montañoso terminó por debilitar rápidamente el sistema.

Miles de casas y hectáreas destruidas, pero no hubo pérdidas humanas… El mundo quedó asombrado.

Dios todopoderoso obró el milagro gracias a la intercesión de María Santísima… Esto es una prueba palpable del poder que tiene la oración del santo Rosario.

Un afectuoso saludo desde México, donde seguimos con nuestras peregrinaciones con la Virgen de los Dolores.

 

Cómo el huracán Patricia se convirtió en una tormenta “monstruosa” en cuestión de horas

Así fueron las noticias sobre la evolución del huracán Patricia y su “desactivación” final. Una de las autoridades de México explicó que “la naturaleza fue bondadosa”. Los creyentes reconocemos la intervención del Cielo, fruto de las oraciones, según explica la crónica anterior:

“Esto es una proeza extraordinaria”, afirma el Centro Nacional de Huracanes de EEUU

 

12:15 h., viernes, 23-octubre-2015

Su transformación ha sido calificada de “histórica”: en menos de 10 horas, el huracán Patricia pasó de ser una tormenta tropical a un monstruoso huracán de categoría 5, la máxima categoría en la escala de Saffir-Simpson.

“Esto es una proeza extraordinaria” afirma el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. “En la era de satélites, sólo Linda, en 1997, se intensificó a este ritmo”, agrega. Según el CNH, el huracán que se dirige hacia la costa del Pacífico mexicano con vientos de hasta 325 kilómetros, es el huracán más fuerte que se ha registrado en el Pacífico y Atlántico…

La evolución de Patricia, de tormenta tropical a huracán categoría 5, en cuestión de horas, ha sorprendido a los expertos.

El jueves en la madrugada, la Unidad de Protección Civil del estado de Guerrero, en el Pacífico mexicano, identificó a Patricia como tormenta tropical. Dos horas más tarde, el sistema evolucionó a huracán categoría 1, y fue ubicado a unos 400 kilómetros de la costa central del Pacífico, entre los estados de Guerrero y Michoacán. A mediodía, hora local, el Servicio Meteorológico Nacional de México, informó que la tormenta se había intensificado a categoría 4 y que se desplazaba a 28 km/h, con vientos de hasta 215 km/h, “una velocidad mucho mayor de los ciclones de estas mismas características”, informó. El organismo proyectó que en las siguientes dos horas Patricia se fortalecería a categoría 5 y la proyección se cumplió cuando el huracán se encontraba a 360 km de la costa de Colima y Jalisco.

Según el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU., esta evolución del sistema de pasar de categoría 1 a 5 en menos de 10 horas es “extraordinaria”.

 

24/10/2015 – – 22:42 h.

Hasta el momento, las autoridades no han reportado muertos ni heridos por el monstruoso huracán de categoría 5 que tocó tierra la tarde del viernes en Jalisco (oeste, Pacífico) con vientos de 270 km/h. Apenas 250 casas quedaron afectadas por inundaciones y unas decenas fueron destruidas, mientras hubo algunos deslaves en carreteras y árboles caídos.

Pero, si los expertos habían advertido que Patricia era incluso más intenso que el tifón Haiyan, que devastó Filipinas en 2013 y dejó más de 7.350 muertos y desaparecidos, ¿por qué México se mantuvo incólume a su paso?

“La naturaleza fue bondadosa, hizo que el huracán se introdujera a la montaña”, resumió este sábado el secretario de Comunicaciones y Transportes de México, Gerardo Ruiz Esparza, en una rueda de prensa.

Esto hizo que los vientos fuertes no pasaran de la costa y que, prácticamente en seis horas, el fenómeno disminuyera su potencia desde el récord de 325 km/h hasta los 160 km/h, siendo actualmente ya una depresión tropical…

 

 

(Revista Prado Nuevo nº 26. Testimonios)

Leer más “Testimonios”

Publicar un comentario