Novena al Espíritu Santo, 2017

(Viernes 27 de mayo - Sábado 3 de junio)

 

Por la señal... Acto de contrición...

 

PRECES PREPARATORIAS PARA TODOS LOS DÍAS

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

V.-Envía, Señor, tu Espíritu.

R.-Y renovarás la faz de la tierra.

 

ORACIÓN

¡Oh Dios, que con la ilustración del Espíritu Santo has enseñado a las almas de los fieles, concédenos el sentir rectamente según el mismo Espíritu Santo y gozar siempre de su consuelo! Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Consideración (la propia del día; petición...)

Invocación: ¡Oh Espíritu Santo, dulce huésped de mi alma! Quédate conmigo y haz que yo esté siempre contigo.

 

ORACIÓN FINAL

¡Oh Creador Espíritu Santo! Asiste propicio a la Iglesia Católica, y robustécela y dale firmeza con tu soberana virtud contra las acometidas de los enemigos; renueva con tu caridad y gracia el espíritu de tus siervos, para que en Ti glorifiquen al Padre y a su Unigénito Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Amén.

 

  Veni Creator Spiritus

Ven Espíritu Creador

visita las almas de tus fieles.

Llena de la divina gracia los corazones

que Tú mismo has creado.

Tú eres nuestro consuelo,

don de Dios altísimo,

fuente viva, fuego, caridad

y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones;

Tú el dedo de la mano de Dios,

Tú el prometido del Padre,

pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra.

Enciende con tu luz nuestros sentidos,

infunde tu amor en nuestros corazones

y con tu perpetuo auxilio,

fortalece nuestra frágil carne.

Aleja de nosotros al enemigo,

danos pronto tu paz,

siendo Tú mismo nuestro guía

evitaremos todo lo que es nocivo.

Por Ti conozcamos al Padre

y también al Hijo y que en Ti,

que eres el Espíritu de ambos,

creamos en todo tiempo.

Gloria a Dios Padre

y al Hijo que resucitó de entre los muertos,

y al Espíritu Consolador, por los siglos delos siglos.

Amén.

 

 

CONSIDERACIONES

 

DIA 1º

¿QUIÉN ES EL ESPÍRITU SANTO?- "Sabemos que todo cristiano viviendo en gracia es templo del Espíritu Santo" (1 Cor 6, 19). "Mas ¿quién es el Espíritu Santo? Es el amor existente entre el Dios Padre y el Dios Hijo, la misma unidad de Dios. Es el amor en persona, cuyo ser consiste en amar. El Espíritu Santo es la tercera Persona de la Santísima Trinidad, Persona realdivina, como Dios Padre y Dios Hijo, y distinta de ellos" (Mt 28, 19; Hch 5, 3s.). "El Espíritu Santo es abogado e intercesor ante el Padre, Maestro de verdad" (Jn 14, 26; 16, 13). ''Él instituye los superiores de la Iglesia" (Hch 20, 28) "Obra la remisión de los pecados" (Jn 20, 22s)... Ven, ¡oh Espíritu Santo! y llénanos de tus dones...

 

DIA 2º

EL ESPÍRITU SANTO ES MAESTRO Y ABOGADO NUESTRO ANTE EL PADRE- Jesucristo dice:  "El Espíritu Santo, el Paráclito, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os traerá a la memoria todo lo que yo os he dicho [...]. No se turbe vuestro corazón ni se intimide" (Jn 14, 26-27).

"La voz griega paráclito equivale a la que en latín significa abogado, porque aboga ante el tribunal del Padre por los errores de los delincuentes. De éste, que tiene la misma naturaleza que el Padre y que el Hijo, se dice que ora por los pecadores, porque hace que oren todos aquellos a quienes ha inundado con su amor. Por ello dice San Pablo en su carta a los Romanos (8, 26): El mismo Espíritu Santo pide por nosotros con gemidos que no se pueden explicar" (S.Greg.M.).

 

DIA 3º

EL ESPÍRITU SANTO ORA Y CONSUELA- San Pablo nos dice que el Espíritu Santo pide por nosotros. Comentando estas palabras San Gregario Magno nos dice: "El que pide y suplica es menor que aquel a quien suplica. Entonces, ¿cómo se dice que el Espíritu Santo pide no siendo menor que ninguna de las otras Personas? El mismo Espíritu Santo suplica porque inflama con su amor a los que ha llenado para que pidan y supliquen. Al Espíritu Santo se le llama también Consolador, porque eleva el alma de los que se arrepienten de sus pecados y los prepara para conseguir el perdón."

 

DIA 4º

EL  ESPÍRITU  SANTO APARECIÓ BAJO LA FORMA DE FUEGO- "El Espíritu Santo, coeterno con el Padre y con el Hijo, se apareció bajo la forma de fuego porque Dios es fuego incorpóreo, inefable e invisible; es fuego porque por él se consume la herrumbre e inmundicia de nuestros pecados. Acerca de este fuego dice la Verdad: Fuego vine a poner a la tierra, y ¿qué más quiero sino que arda? El Espíritu Santo se apareció bajo la forma de lenguas de fuego porque da valor y hace hablar a todos los que llena... Se apareció también bajo la forma de paloma y de fuego y a todos los que llena los hace sencillos con la pureza y los anima con el celo" (S.Greg. M.).

 

DIA 5º

EL  ESPÍRITU SANTO, ALMA DE LA IGLESIA- "Llámase alma al espíritu que hace vivir al hombre..., y bien sabéis el oficio del alma dentro del cuerpo; dar vida a todos los miembros... cuyas funciones son diversas, mas la vida es común... Lo que respecto al organismo humano es el alma, lo es el Espíritu Santo respecto al cuerpo de Cristo, la Iglesia; el Espíritu Santo hace en toda la Iglesia lo que hace el alma en todos los miembros de un mismo cuerpo. Ved ahora lo que debéis huir, observar o temer. Acontece a las veces amputar un miembro del cuerpo: digamos un pie, una mano, un dedo. ¿Sigue por acaso el alma en el miembro amputado? Integrando el cuerpo vivía; fuera del cuerpo muere. Tal un cristiano católico vive mientras permanece unido al cuerpo de la Iglesia; en separándose del cuerpo es miembro cortado y sin vida. Si, pues, queréis vivir del Espíritu Santo, guardad la caridad, amad la verdad, mantened la unidad para llegar a la vida perdurable..." (S. Agustín).

 

DIA 6º

LECCIÓN DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES (10, 34, 42-48)- En aquellos días, tomando Pedro la palabra dijo: "El Señor nos mandó predicar al pueblo y atestiguar que por Dios ha sido Él constituido juez de vivos y muertos. De Él dan testimonio todos los profetas, que dicen que por su nombre cuantos crean recibirán el perdón de sus pecados. Aún estaba Pedro pronunciando estas palabras, cuando descendió el Espíritu Santo sobre todos los que le oían, quedando fuera de sí los fieles circuncidados, que habían venido con Pedro, al ver que el don del Espíritu Santo se derramase sobre los gentiles, porque les oían hablar en varias lenguas y glorificar a Dios..."

 

DIA 7º

LOS SAMARITANOS RECIBEN EL ESPÍRITU SANTO-­ "Estando los Apóstoles en Jerusalén oyeron cómo habían recibido los samaritanos la palabra de Dios y enviaron allá a Pedro y a Juan, los cuales, bajando, oraron sobre ellos para que recibiesen el Espíritu Santo, pues aún no había venido sobre ninguno de ellos, sólo habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les impusieron las manos y recibieron el Espíritu Santo" (Hechos 8, 14-17).

San Pablo nos dice: "¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu Santo habita en vosotros? Vuestros miembros son templos del Espíritu Santo" (1 Cor 3, 16; 6, 19). ''No apaguéis el Espíritu Santo" por el pecado mortal.

 

DIA 8º

LECCIÓN  DEL PROFETA JOEL- "Esto dice el Señor Dios: Derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestros ancianos tendrán sueños, y vuestros mozos verán visiones, y aun sobre vuestros siervos y siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días y haré prodigios en el cielo..." (Joel 2, 28-30).

Y Jesús nos da esta otra lección: "Cuando os lleven a las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de cómo o qué habéis de responder o decir, porque el Espíritu Santo os enseñará en aquella hora lo que habéis de decir" (Lc 12, 11). ''No seréis vosotros los que habléis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que hable en vosotros" (Mt 10, 20).

 

DIA 9º

DÍA DE PENTECOSTÉS- "Cuando llegó el día de Pentecostés, estando todos juntos en un lugar, se produjo de repente un ruido del cielo, como el de un viento impetuoso, que invadió toda la casa en que residían. Aparecieron como divididas lenguas de fuego que se posaron sobre cada uno de ellos, quedando todos llenos del Espíritu Santo; y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según lo que el Espíritu les daba..." (Hch 2, 1-4), verificándose así lo que predijo el profeta Joel (2, 28).