web analytics
Los comentarios están desactivados para este post

5 de mayo

Señora: Yo me obligo a practicar en bien de mis prójimos todas las obras de misericordia que pueda y que están en mis manos. Tendré para todos aquellos con quienes me familiarizo, un corazón afable, benigno, dulce, manso, y seré su servidor. Ni con palabras, ni con obras, ni con gestos, ni directa o indirectamente les contristaré, les molestaré ni mortificaré.
Recibid, Señora, estos mis propósitos, y haced que tengan un efecto siempre eficaz.

Los comentarios están cerrados.