web analytics

2 marzo, 2017
    

«Orad, hijos míos, orad —como decía mi Hijo— para no caer en tentación». (La Virgen 7/9/1985)