web analytics

2 marzo, 2017
    

«Mi Hijo fue tentado, pero en su tentación no quiso conversación con el enemigo; y alzó su vista al Cielo orando, orando y comunicándose con el Padre para no caer en tentación». (La Virgen 3/12/1988)