Ya hemos publicado el último número de la revista bimestral gratuita "Virgen Dolorosa" que publicamos en papel. Puede suscribirse en el correo info@pradonuevo.es para recibirla. Se la enviaremos cada 2 meses a la dirección que nos facilite en ese correo electrónico. En este mes de septiembre hablamos en el editorial...

Sigue leyendo

Luz Amparo nos habla de La Virgen y los Últimos Tiempos

Hablando de los mensajes que recibía de la Virgen a un grupo de peregrinos portugueses, Luz Amparo decía en 1989: Sobre lo que pide la Santísima Virgen, yo creo que hace un nuevo llamamiento a la Humanidad para que se convierta y como en Fátima, en Lourdes, vuelve a repetir...

Sigue leyendo

Hna. Marlene: “Algo me tocó en el interior. Solo tenía ganas de llorar. Solo sabía que tenía que volver. Aquí empecé a preguntarme por mi vocación y aquí encontré la respuesta”

Con cuatro años, participó en 1995 en la primera peregrinación portuguesa a Prado Nuevo. En sus primeras visitas dejaba un ramo de flores ante el árbol. Años más tarde, en su etapa universitaria, experimentó la necesidad de regresar y allí descubrió su vocación: Hermana Reparadora de la Obra de la...

Sigue leyendo

La Virgen Dolorosa en los mensajes de El Escorial

¡­Oh Madre, fuente de amor!, hazme sentir tu dolor para que llore contigo: y que, por mi Cristo amado, mi corazón abrasado más viva en Él que conmigo   Al celebrar hoy el sufrimiento corredentor de la Madre de Jesús, la Iglesia nos invita a meditar los dolores de la...

Sigue leyendo

En la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

¡Oh cruz fiel, árbol único en nobleza! Jamás el bosque dió mejor tributo en hoja, en flor y en fruto. ¡Dulces clavos! ¡Dulce árbol donde la Vida empieza con un peso tan dulce en su corteza!   La fiesta que celebramos hoy tiene su origen en Jerusalén, en los primeros...

Sigue leyendo

Celebración de la Natividad de la Virgen María

MENSAJE DEL DÍA 7 DE OCTUBRE DE 1989 PRIMER SÁBADO DE MES, EN PRADO NUEVO DE EL ESCORIAL (MADRID) LA VIRGEN: Hijos míos, vengo triste porque los hombres me desprecian, desprecian mi Corazón. En mi propia casa, en mi Iglesia, hacen desaparecer mi imagen. Por eso quiero formar un gran...

Sigue leyendo