«Forman esta sección los matrimonios unidos por el sacramento del Matrimonio que libremente, de común acuerdo y junto con sus hijos quieren llevar una vida semejante a la de los primeros cristianos (cf. Hch 4, 32). También está constituida por aquellas personas mayores de edad que libremente elijan el género de vida comunitaria que se determina en estos Estatutos y en el Reglamento de Régimen Interno de esta sección» (art. 25º, Estatutos).

 

Hay dos tipos de pertenencia a la Comunidad Familiar (cf. art. 26º):

La Comunidad interna, constituida por seglares casados o célibes que, de común acuerdo, y junto con sus hijos si son menores de edad, quieren llevar una vida semejante a la de los primeros cristianos. Se sustentan con su propio trabajo en los más diversos campos, así como de las pensiones de sus miembros ya jubilados. Los bienes que no son estrictamente necesarios para el mantenimiento de esta comunidad se destinan a cubrir las necesidades de las obras de caridad de la Fundación «Virgen de los Dolores».

La Comunidad externa la forman quienes, sin vivir en comunidad de modo permanente, participan de ciertos actos propios de ésta, especialmente los fines de semana.
En la Comunidad Familiar, se invita a practicar la comunión de bienes y la pobreza inspiradas en el Evangelio (cf. Mt 19, 21; 6, 19-21; Hch 4, 32).