web analytics
1

Entrevista a Neftalí Hernández II

Autor del libro: Prado Nuevo. Treinta años de historia en la pluma de un testigo directo

Publicamos la segunda parte de la entrevista a Neftalí Hernández. Centrándose entonces en la figura de Luz Amparo, profundizamos ahora con el autor en la piedad de Prado Nuevo y en sus repercusiones, así como en su mensaje y su incidencia espiritual y social.

 

Prado Nuevo: A través de las páginas de su libro, nos da la sensación de que atribuye, sin ningún tipo de duda, a una intervención divina todos estos fenómenos. ¿Cómo puede llegar a una deducción tan comprometida, cuando la Iglesia aún no se ha pronunciado oficialmente?

Neftalí: «En ninguna de las páginas de este libro, he pretendido dogmatizar llegando por mi parte a conclusión alguna. Sólo he querido dejar bien sentado un principio fundamental: los mensajes de Prado Nuevo han venido a recordar la doctrina que tiene más de 2000 años de existencia y que sigue engendrando vida en todas aquellas almas que la ponen en práctica. El admitir y confesar el “roce y la cercanía de Dios” en estos mensajes son deducciones personales a las que, en buena lógica, he llegado al no encontrar explicación natural a tantos fenómenos carismáticos como hemos contemplado a lo largo de treinta años».

 

Libro Prado Nuevo. Treinta años de historia en la pluma de un testigo directo

Neftalí Hernández firmando su nuevo libro

PN: En noviembre de 1980, comienzan estos fenómenos, como ya hemos comentado, en casa de Miguel y Julia. Desde el primer momento, aparecen unas constantes en los mensajes que, supuestamente, proceden de la Virgen: la conversión, la caridad, la atención a los más necesitados… Hablemos un poco de ello, Neftalí. ¿Qué pasos se dan en Prado Nuevo, en la Obra de El Escorial, para cumplir con estos “deseos” —digámoslo así— de la Señora?

 

Obras de Amor y Misericordia

Neftalí: «En múltiples ocasiones, tanto la Virgen como el Señor manifiestan a Luz Amparo la necesidad de fundar casas de amor y misericordia para los pobres, “para que se salven muchas almas”. La Fundación “Virgen de los Dolores” se constituyó en el año 1988, con el fin de materializar estas peticiones celestiales. La primera casa de amor y misericordia se abrió muy cerca del lugar de las apariciones, en el mismo municipio de El Escorial».

PN: Pero una casa de estas características necesita un soporte humano importante…

Neftalí: «Sí, así es, y para ello se forman y a ello se dedican las Hermanas Reparadoras. Son mujeres en su mayoría convertidas en Prado Nuevo, procedentes de toda España y también de Portugal que, siguiendo las enseñanzas directas de Luz Amparo, atienden a los más necesitados, tanto en sus necesidades de salud como espiritualmente, en las diferentes Residencias que ha abierto la Fundación. Luz Amparo les dedicó unas palabras que resumen perfectamente su misión».

PN: Esa dedicatoria aparece enmarcada en sus casas; es un verdadero “testamento espiritual” para las hermanas. Además de esta rama, la Obra de Reparadores de la Virgen de los Dolores cuenta con la Comunidad Familiar y la Comunidad Vocacional. ¿Ha tenido la oportunidad de conocer en estos 30 años de historia a los miembros de estas comunidades, “desde dentro”?

Neftalí: «Efectivamente. En el año 90 varias familias conocidas mías, entre las que se encontraba la de Miguel y Julia, comienzan a vivir en comunidad, con el espíritu de los primeros cristianos y siendo, en muchos casos, germen de vocaciones para las otras ramas de la Obra, la de los sacerdotes y hermanos, y la de las Reparadoras, e incluso para otras obras de la Iglesia. He compartido con ellos muchos días, momentos inolvidables, en los que Luz Amparo nos acompañaba y guiaba con sus palabras».

 

Peregrinos del mundo

PN: Demos un giro en nuestra trayectoria hacia otras realidades de Prado Nuevo y hablemos un poco de los peregrinos. En su libro, Neftalí, dedica un capítulo —“Sin fronteras”— a las personas que acuden asiduamente a Prado Nuevo de otros países. ¿Es cierto que se acercan cada primer sábado desde los comienzos de la aparición?

peregrinosNeftalí: «Y con una notoria presencia que se hace sentir sin lugar a duda en este lugar. Portugal y Francia son los dos países con mayor representación, encabezados por Marie Georges Etcheverry (el iniciador, Pier Piqué, ya falleció) desde el país galo, y Manuel Nogueira desde el vecino Portugal. Como digo en mi libro, ambos y otros muchos de diversos países han tenido muy presente el deseo de la Virgen de que su Obra se extienda como las estrellas del cielo. Hay, por ejemplo, una peregrinación anual desde México, así como se han ido incorporando de otros países como Italia, Austria, Isla Martinica, etc.».

PN: Llegamos a un punto —podríamos decir— atrayente de estos hechos: las curaciones. Es conocido de todos los que acuden a Prado Nuevo que la Virgen prometió en sus mensajes que, si se construía una capilla, el agua de una fuente cercana al fresno de las apariciones, curaría. La Capilla está construida y… ¿El agua cura, Neftalí?

Neftalí: «Yo estoy convencido que así es. He conocido varios casos que relato en mi libro, que no dejan indiferente ni a los más escépticos, porque cuentan con el respaldo de los médicos que han atendido a estas personas. Leucemia, adicción a las drogas, ceguera, tumores en el riñón…, son algunos de los casos que he vivido directamente. Las personas que vienen a Prado Nuevo, en la mayoría de los casos, se acercan a beber de esa agua, llenan botellas que se llevan a casa, o sencillamente se santiguan con ella. Esta devoción popular está muy extendida entre los peregrinos de Prado Nuevo. No obstante, creo que cuando se lleve a cabo la construcción de la Capilla definitiva, estas curaciones se multiplicarán».

 

«Antes que alma somos Iglesia».

PN: Neftalí, usted es una persona de fuertes convicciones religiosas; de hecho, su vida personal siempre ha estado orientada hacia el conocimiento de la doctrina de Iglesia Católica. Su formación académica, su relación con buena parte de la jerarquía eclesiástica… La siguiente pregunta es casi obligada: ¿qué ha dicho y qué dice la Iglesia de Prado Nuevo?

Neftalí: «¡Bueno! Abordamos un tema importante para mí y para la mayoría de los peregrinos de Prado Nuevo, porque si algo hemos aprendido directamente de Luz Amparo es que “antes que alma somos Iglesia”. Y lo digo entrecomillado, porque son palabras suyas que frecuentemente nos repetía. ¡Bien! La Iglesia es cauta en todas sus actuaciones y pronunciamientos, porque debe preservar el gran tesoro que Dios ha puesto en sus manos. Esta prudencia, en el caso de fenómenos sobrenaturales como el de Prado Nuevo, se extrema al límite, y los pasos que se dan ante un hecho que tiene indicios de veracidad son, aún si cabe, más prudentes y cautelosos…».

PN: Sí, Neftalí… —perdone la interrupción—, pero, al respecto, ¿qué quiere decir cuando habla en uno de los capítulos del “largo y dilatado silencio” de la Iglesia? En la primera etapa, por cierto, nos encontramos con la famosa nota del Cardenal Suquía del año 85: “No consta del carácter sobrenatural…”.

Neftalí: «Sí, esa nota del Cardenal, que en parte no ha sido bien interpretada, ha suscitado algo de polémica. Se ha aclarado —creo que suficientemente— que donde dice “no consta” no significa que “no hay”, y que se trata sencillamente de una fórmula habitual dentro de la Iglesia que marca el inicio de un estudio en profundidad del fenómeno religioso. Y así ha sido: a partir de ese momento, la Jerarquía de la Iglesia se ha documentado exhaustivamente sobre estos hechos, ha recibido multitud de testimonios, ha sido testigo de gran cantidad de profundas conversiones que han sorprendido —a veces así lo digo— de la misma manera, y salvando las distancias, que la conversión de san Pablo a sus contemporáneos. La consecuencia de todo ello lo estamos viendo: la autorización para la construcción de la Capilla, la celebración de culto en ella; previamente, el permiso a sacerdotes y religiosos(as) para acudir a los actos piadosos de Prado Nuevo, y otros pasos que se irán produciendo en su momento».

PN: Le agradecemos mucho, Neftalí, que nos haya concedido esta entrevista para los lectores de la revista Prado Nuevo, y por supuesto, le emplazamos para un futuro no muy lejano; sólo le pediríamos una última frase, una última idea que resuma “el roce y la cercanía de Dios” que da subtítulo a su libro, y cuyo significado va relatando a través del mismo.

Neftalí: «Creo que quienes mejor pueden finalizar esta entrevista son los protagonistas principales de mi libro: el Señor, la Santísima Virgen y Luz Amparo. En el último mensaje, el día 4 de mayo de 2002, el Señor le dijo a Luz Amparo, cito textualmente: Sólo pido, hijos míos, que meditéis todos los mensajes (…), veréis cómo todo lo que se ha dicho, se cumple (…). Acudid a este lugar, hijos míos, recibiréis gracias para vivir en gracia».

PN: Gracias, Neftalí.

Neftalí: «Gracias a vosotros».

 

 

Algunas fechas significativas (del libro de Neftalí)

15 de noviembre de 1980: primera aparición del Señor crucificado; primera estigmatización de Luz Amparo. Aceptación y ofrecimiento de su vida a los planes de Dios: “No sé, Señor…, con tu ayuda lo soportaré”.

14 de junio de 1981: primera aparición de la Virgen de los Dolores a Amparo en Prado Nuevo, y primera petición de la Capilla.

26 de mayo de 1983: agresión y vejaciones a Amparo en Prado Nuevo.

13 de mayo de 1988: se crea la Fundación “Virgen de los Dolores” para realizar las obras de amor y misericordia pedidas por el Señor y la Virgen a Amparo.

20 de enero de 1990: se forma la Comunidad Familiar como fruto de las peticiones realizadas por la Virgen a Luz Amparo.

14 de mayo de 1993: primera aprobación de las Hermanas Reparadoras por el Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Ángel Suquía.

7 de diciembre de 1993: se forma la Asociación Internacional «Amigos de Prado Nuevo», para la atención de los peregrinos y defensa de los intereses del lugar.

27 de diciembre de 1993: el Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Ángel Suquía y Goicoechea, visita en El Escorial las casas de la Obra fundada por Luz Amparo.

14 de junio de 1994: el Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Ángel Suquía y Goicoechea, aprueba la Asociación Pública de Fieles «Reparadores de la Virgen de los Dolores» y la Fundación Pía Autónoma «Virgen de los Dolores», a petición de Luz Amparo, su fundadora.

Febrero de 2009: el Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Antonio Mª Rouco Varela, autoriza la celebración de la santa Misa en el local «Ave María», junto a Prado Nuevo, para todos los primeros sábados de mes y otros días que los peregrinos lo soliciten.

Febrero de 2010: el Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Antonio Mª Rouco Varela, autoriza que los sacerdotes, religiosos y religiosas que lo deseen, puedan participar en la procesión y actos piadosos de Prado Nuevo.

17 de agosto de 2012: Fallece Luz Amparo Cuevas.

19 de agosto de 2012: Se celebra el funeral de cuerpo presente por Luz Amparo en la Capilla recién construida con autorización previa del Cardenal Arzobispo de Madrid.

1 de septiembre de 2012: Inauguración oficial de la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, pedida por la Virgen. El Cardenal Arzobispo de Madrid concede el culto habitual en ella.

 

(Revista Prado Nuevo nº 11)

Leer más “Testimonios”

Comentarios (1)

  1. Responder
    Jesús says:

    Muy interesante la entrevista y debe serlo más el libro; para conocer la Historia de Prado Nuevo me parece imprescindible.

Publicar un comentario